Consejos para prevenir gripes y catarros

El frío llama a nuestra puerta. Y con él llegan las gripes y catarros. Nos afectan a todos. Pero aún más a los peques de la casa.

Por eso nos hemos puesto en contacto con la querida y conocida pediatra abulense Nieves Burguillo para que nos dé unos cuantos consejos para prevenir gripes y catarros. Y, además, nos dice qué podemos hacer para recuperarnos cuando, por desgracia, ya se han colado en casa.

Gripes y catarros

DIFERENCIA ENTRE GRIPE Y CATARRO

Preguntamos en primer lugar a la doctora Burguillo por la diferencia entre gripe y catarro. “El virus de la gripe provoca generalmente una epidemia”, comienza a reflexionar. Y habla de toses, fiebre alta, dolores musculares y articulares y dolores de cabeza como principales síntomas

“Es mucho más intensa que el catarro”, se refiere a que estos comparten síntomas con la gripe, pero de manera más suavizada. “El catarro, además, suele venir acompañado de rinorrea (mocos)”, menciona una diferencia entre ambos.

 

TRES CONSEJOS PARA PREVENIR GRIPES Y CATARROS

1- HABITACIONES BIEN VENTILADAS

Menciona en primer lugar la pediatra la importancia que tiene ventilar correctamente las habitaciones. Sobre todo las aulas de colegios y guarderías, donde conviven a diario decenas de niños. Por el virus de la gripe y por cualquier otro virus respiratorio.

“Lo ideal sería que hasta los tres años estuvieran en casa”, reflexiona la pediatra. Pero es consciente de que eso, a día hoy es casi imposible. Los papás lo sabemos bien, ¿verdad?

Por eso una primera medida de prevención pasa por mantener habitaciones y aulas bien ventiladas, para evitar que el virus de la gripe campe a sus anchas en casas y colegios.

2-HIGIENE EN TODOS LOS SENTIDOS

Y si importante es ventilar las habitaciones, no lo es menos la higiene. “En todos los sentidos”, recalca la experta pediatra.

Lavarse muy a menudo las manos, desechar los pañuelos cada vez que se usan, cubrirse la boca al toser o estornudar... Todas estas deben ser prácticas habituales en casa.

3- LAS VACUNAS

Y no olvida la doctora Burguillo la importancia de las vacunas infantiles. No se refiere únicamente a la vacuna de la gripe, indicada sólo para aquellos niños con enfermedades crónicas (como asma, diabetes o dermatitis atópica). Apunta a la importancia de tener el calendario vacunal al día para que el niño esté protegido frente a otras enfermedades, que podrían favorecer el desarrollo del virus de la gripe.

CÓMO CURAR GRIPES Y CATARROS

1- ALIGERAR LA ROPA Y OFRECER MUCHOS LÍQUIDOS

A la hora de curar gripes y catarros, la doctora Burguillo habla de “un tratamiento sintomático“. Éste pasa, en primer lugar, por aligerar a los peques de ropa cuando presentan fiebres elevadas. “Si es muy elevada se le pueden aplicar paños fríos”, apunta la pediatra, que no es muy partidaria de baños completos.

2- ANTITÉRMICOS

Tambien recomienda la doctora tomar antitérmicos para ayudar a bajar la fiebre (paracetamol, ibuprofeo o metamizol).

“Hay que tener la precaución de administrar el ibuprofeno siempre después de ingerir algún alimento”, apunta la pediatra. “Y nunca a menores de nueve meses”, subraya.

3- REMEDIOS CASEROS

Para hacer frente a gripes y catarros también puede echarse manos de remedios caseros.

“Por ejemplo, si tiene dificultad para respirar, se puede limpiar la nariz obstruida con suero fisiológico“, expone.

“Para la tos es muy eficaz colocar en la mesilla de noche una cebolla troceada“, dice. “Y la miel batida con zumo de naranja o de limón es muy eficaz como jarabe“, descubre la pediatra. “Se puede dar alguna cucharadita a los niños mayores de un año”, explica y recuerda que los jarabes de farmacia deben ser recetados por el pediatra.

4- AMBIENTE HÚMEDO

“Con las calefacciones se reseca el ambiente”, recuerda la pediatra, que señala que no está de más poner algún vaso o plato con agua en las habitaciones para humedecer el ambiente. Y recalca, por supuesto, la importancia que tiene no ensuciar el ambiente con el humo del tabaco.

5- ACUDIR AL MÉDICO

La doctora Burguillo sabe bien que un proceso gripal dura unos cuantos días de los cuales dos serán los peores. Por eso no duda en animar a los padres a acudir a la consulta de los pediatras “si la fiebre alta dura más de 24 horas”.

“Los padres y las madres sabéis cuándo hay que venir”, confía en los que mejor conocen a sus hijos. Pero alerta sobre algunos síntomas que deben movilizarnos rápidamente: “Si el niño respira con mucha dificultad, si muestra labios azulados o morados.. hay que acudir de forma inmediata”, nos recuerda.

Los comentarios están cerrados.

  • Para hacer Turismo en Ávila

    Visitar Ávila con Niños
  • Ver más Excursiones en Ávila

    Excursiones en Ávila con niños