A las puertas de Iruelas

El Valle de Iruelas

El Valle de Iruelas, a muy pocos kilómetros de Ávila, resulta una opción ideal para disfrutar de la naturaleza con los niños. Hacer piragüismo, montar a caballo, recorrer sendas de cuento, bañarse, practicar vela… son sólo algunas de las muchas actividades que podréis llevar a cabo si os animáis a acercaros a esta joya de la naturaleza abulense.

La senda accesible nace en la Casa del Parque.

Llegar desde Ávila es muy sencillo. Tan sólo hay que coger la N-403, la carretera que lleva a Toledo, y unos once kilómetros después de la localidad de El Barraco salirse de la misma en el desvío que lleva hacia ‘Las Cruceras’. Es en ese momento cuando cruzas el embalse del Burguillo, uno de los reyes del valle, y siguiendo la carretera que sale hacia la derecha se llega en apenas dos kilómetros a la Casa del Parque, de la que os voy a hablar hoy.

Un monumento al resinero preside los jardines

La Casa de la Reserva Natural del Valle de Iruelas es la ‘puerta’ al valle. Para la gran mayoría de los visitantes se convierte en el primer contacto con el valle. Y lo cierto es que no puede ser mejor, porque no es sólo un lugar ideal para planificar tu visita y conocer las muchas opciones que ofrece la zona (el personal de la Casa, súper agradable, os ofrecerá todo tipo de ayuda y resolverá vuestras dudas) sino que, además, en sus inmediaciones nace un recorrido ideal para calentar motores.

La senda está perfectamente indicada.

Senda Accesible

Os hablo de la Senda Accesible, un camino de menos de un kilómetro de longitud y construido hace unos años para facilitar el acceso a la naturaleza a las personas con movilidad reducida pero que también podréis disfrutar si vais con niños pequeños o, incluso, con carritos de bebés.

 

El camino discurre sobre una larga pasarela de madera que se integra perfectamente en el paisaje y desde la que se tienen unas vistas privilegiadas del embalse del Burguillo en sus miradores y zonas de descanso. Ya sea con niños pequeños, con bebés o con adolescentes, yo os animo a que recorráis la senda: es circular, cómoda, preciosa, peculiar y está repleta de especies vegetales y animales. En definitiva, es una buenísima opción para disfrutar del entorno con los más pequeños, que no llegan a cansarse en el recorrido (el paseo no requiere más de media hora y se puede realizar en cualquier época del año) y que además, pueden tener un ‘premio’ al acabar el paseo.

El recorrido es muy cómodo gracias a la pasarela de madera.

 

 

 

 

Zona de Juegos

Porque la Casa del Parque de Iruelas, construida en una antigua fábrica de resina (a cuyos trabajadores se les rinde homenaje con una hermosa escultura) cuenta en sus inmediaciones con una cuidada zona de juegos (mis pequeñas disfrutaron de lo lindo en sus originales columpios), con un completo arboreto y con una zona expositiva en la que además de poder fotografiarse como si de auténticos animales silvestres se tratara podrán tener su primer contacto con uno de los protagonistas del valle: el buitre negro, representado en una de sus salas en una maqueta a tamaño natural que no deja indiferentes ni a niños ni a mayores.

Junto a la Casa del Parque (que cuenta con aseos públicos) también encontraréis una pequeña zona de picnic por si os habéis llevado el bocadillo y un restaurante, por si os apetece más comer con plato y mantel).

La Casa es, en definitiva, la mejor primera toma de contacto posible con un Valle rico en naturaleza y oferta de ocio del que podríamos estar hablando durante horas.

excursiones en ávila con niños

 

2 comentarios:

  1. Por las fotos parece precioso , lo visitaremos en breve con los niños !!!!

  2. Sabiendo que había una zona de picnic llevamos nuestros bocatas, petanca, pelota…y lo pasamos genial!! muy buena recomendación. Gracias!

No se admiten más comentarios

  • Para hacer Turismo en Ávila

    Visitar Ávila con Niños
  • Ver más Excursiones en Ávila

    Excursiones en Ávila con niños