Los Cuatro Postes de Ávila

Si queréis disfrutar de una de las mejores vistas de Ávila y su muralla tenéis que ir a los Cuatro Postes.

Cuatro Postes

Los Cuatro Postes, el mirador por excelencia de Ávila.

Es, sin duda, el Mirador así, con mayúsculas, de Ávila.

El sencillo pero precioso humilladero de San Sebastián (conocido popularmente como los Cuatro Postes) data ni más ni menos que del siglo XVI. Aunque alguna leyenda cuenta que su origen podría estar en una romería organizada en el siglo XII.

UN RINCÓN DE LEYENDA

En cualquier caso lo que está claro es que éste es un lugar mágico lleno de leyendas. Como la que cuenta que la abulense más famosa, Santa Teresa de Jesús fueron detenidos por su tío en los Cuatro Postes cuando planeaban viajar a tierras de infieles para morir martirizados. Y también donde se dice que la Doctora de la Iglesia, quitándose las sandalias, dijo aquello de ‘De Ávila, ni el polvo’. Pero ésta es una historia que no convence (ni gusta) a los abulenses.

Cuatro Postes

Los Cuatro Postes son un destino ideal para ir con niños.

Lo cierto es que con independencia de la belleza del monumento en sí (una estructura compuesta por cuatro columnas dóricas de unos cinco metros con una cruz en el centro) las vistas que se tienen desde el mismo son increíbles.

Desde los Cuatro Postes se puede apreciar, por ejemplo, la monumentalidad de la Muralla de Ávila. Se distingue también la Catedral de El Salvador, otra visita imprescindible de Ávila. La basílica de San Vicente, una joya del patrimonio de Ávila. Y la espadaña del Carmen, en la Muralla, por citaros sólo algunos ejemplos de algunos de los monumentos con más historia de Ávila.

 

Pero desde los Cuatro Postes también podéis ver en perspectiva el Centro de Congresos y Exposiciones ‘Lienzo Norte’, arquitectura del siglo XXI para una ciudad medieval. El edificio fue diseñado por el equipo de arquitectura de Francisco Mangado ya ha recibido el Premio Internacional Architecture Award 2011.

LA MEJOR HORA, EL ATARDECER

Nosotros os recomendamos que acudáis a los Cuatro Postes al atardecer. A esa hora, el sol se refleja sobre la Muralla creando una estampa digna de ver. ¡No os lo perdáis!

Cuatro Postes

El atardecer es la mejor hora para disfrutar de los Cuatro Postes.

Además, en sus alrededores se extiende una gran pradera verde en la que los niños pueden jugar en total libertad. A nuestras peques les encanta ir y corretear por la zona. ¡Seguro que les podréis hacer fotos preciosas para recordar vuestro paso por Ávila!

Cuatro Postes

Los niños pueden jugar en la pradera que rodea a los Cuatro Postes.

Por cierto, llegar es muy sencillo. Los Cuatro Postes se encuentran en la margen izquierda del río Adaja, en la N-110. Si vais caminando, el paseo resulta de lo más agradable, gracias a la pasarela que cruza sobre el río y que parte de la zona de la ermita de San Segundo, otro punto muy interesante de la ciudad. Si vais en coche, tendréis espacio para aparcar.

Cuatro Postes

Los Cuatro Postes desde otra perspectiva.

.

Más artículos en Ávila con niños

Los comentarios están cerrados.

  • Para hacer Turismo en Ávila

    Visitar Ávila con Niños
  • Ver más Excursiones en Ávila

    Excursiones en Ávila con niños