El Castro de Ulaca

Hoy hemos ido a pasar la mañana al Castro de Ulaca. ¡Y lo hemos pasado estupendamente! Así que queremos animaros a que os acerquéis por este yacimiento arqueológico de origen vettón. Lo disfrutaréis vosotros y lo disfrutarán vuestros peques y desde luego es un imprescindible si vais a visitar Ávila.

Castro de Ulaca

El altar de los sacrificios del Castro de Ulaca.

CÓMO LLEGAR AL CASTRO DE ULACA

Llegar a él es muy fácil. Desde Ávila apenas se tarda media hora. Hay que coger la N-110 con dirección Plasencia, y tomar la N-502 en dirección Arenas de San Pedro. Veréis que no tiene pérdida porque un gran cartel os recuerda en ese punto que el Castro de Ulaca está a 18 kilómetros.

Castro de Ulaca.

El Castillo de Villaviciosa.

El Castro de Ulaca está junto a Villaviciosa. La salida a este pueblo y a Solosancho también está muy bien indicada. Desde allí sólo tenéis cuatro kilómetros. Y al final, un pequeño tramo de camino que os lleva directamente a la entrada del castro.

En el camino, por la AV-P-411, podréis ver un cimbanillo y el Castillo de Villaviciosa. Se trata de una fortaleza comenzada a construir en el siglo XV. De ella destaca su torre del homenaje.

LA LLEGADA AL CASTRO DE ULACA

El Castro de Ulaca está situado en un cerro de la Sierra de la Paramera. Id preparados para una buena subida. Es asequible para los niños, ¡no os queremos asustar! Pero antes de llegar al castro en sí hay que ascender un kilómetro, señalizado con hitos amarillos.

Castro de Ulaca.

El primer kilómetro es de subida.

La visita, que es gratuita, está preparada con trece carteles explicativos. El primero nos habla de las murallas defensivas del castro, alguna de ellas muy visibles. Aunque, claro, no tanto como la Muralla de Ávila, ja,ja.

Castro de Ulaca

Cruzando las murallas del Castro de Ulaca.

Al cruzar las murallas ya te das cuenta de que el Castro de Ulaca es un lugar especial. Casi mágico. Así al menos lo han sentido nuestras peques, que se lo han pasado genial imaginando cómo vivían los vettones: lo bien que podían vigilar la llegada de los romanos; las vistas privilegiadas sobre el Valle Amblés; el frío que tenían que pasar…

 

RITUALES Y SACRIFICIOS
Castro de Ulaca.

La gran roca con la cruz tallada.

Os llamará la atención, seguro, la gran roca ritual que se ve nada más cruzar las murallas: una gran mole granítica con una gran cruz tallada que parece que se va a echar a rodar en cualquier momento. Realmente es impresionante.

Desde allí se llega en poco tiempo al punto más importante del Castro de Ulaca: la zona del santuario. Allí destaca el altar de sacrificios. Se trata de una gran mole granítica tallada en forma de escalera en la que se cree que los vettones sacrificaban animales y personas.

Castro de Ulaca

Desde el altar de sacrificios se domina el Valle Amblés.

Las niñas se han quedado muy impactadas cuando hemos descubierto que los escalones de un lateral servían para dejar caer la sangre de esos sacrificios.

Esa gran mole se completa con otras grandes piedras en forma de muro sobre las que se pueden apreciar algunas grafías.

La verdad es que desde lo alto del altar hay unas vistas privilegiadas. En un día despejado se llega a ver Ávila. Y en esa misma dirección podréis descubrir también el Castillo de Manqueospese, una excursión que también hemos hecho y que por supuesto os animamos a realizar.

LA SAUNA RITUAL

Pero el altar no es el único ‘punto fuerte’ del Castro de Ulaca. Seguro que os encanta conocer también la sauna ritual. Parece ser que entre los rituales vettones se encontraba el de tomar una sauna a la hora de iniciar la carrera de guerreros.

Castro de Ulaca.

La sauna de los vettones.

Es increíble lo bien que se ha conservado la estructura de la sauna y del horno para el vapor de agua. Así, no nos ha resultado difícil imaginar a los guerreros vettones tomando tranquilamente un baño de vapor con vistas al Valle Amblés. ¡Y eso que esto ocurrió en el siglo III a.C.!

LAS CASAS, LA CANTERA Y EL TORREÓN

Justo al lado de la sauna se encuentra la zona de las viviendas. Los arqueólogos han identificado unas 250, aunque se cree que pudo haber habido hasta 400. De todas ellas se han excavado y restaurado dos. Nuestras hijas han estado jugando un buen rato a las casitas en ellas. Eran viviendas de planta rectangular. Las más sencillas parece que tenían unos 40 metros cuadrados. Pero se cree que podía haber otras de hasta 250 metros cuadrados. ¡Menudo casoplón!

Desde muchas de ellas seguro que se veía la cantera de la que los vettones extraían la roca necesaria para sus construcciones. Es otro de los puntos señalizados en el recorrido, que continúa hacia el torreón. Aquí sí que hay que echarle imaginación para hacerse una idea de cómo tenía que ser la gran torre que presidía esta zona del Castro de Ulaca. Al estar en una zona elevada, se supone que era un edificio principal. Quizá vivían en él los jefes del grupo.

ALGUNOS CONSEJOS

Después de visitar el último punto señalizado en la ruta, la muralla inconclusa de la zona sur, se comienza el regreso.

Castro de Ulaca.

El viento pega fuerte en el Castro de Ulaca.

La vuelta se hace más sencilla porque es casi toda cuesta abajo y siempre con vistas increíbles sobre el valle. Tened en cuenta que el Castro de Ulaca está a una altitud  aproximada de 1.522 metros. Así que cuando pega el sol, pega de verdad. Y cuando hace frío, lo hace con ganas. Así que ya sabéis, si vais en verano no os olvidéis la gorra para el sol (además las sombras escasean). Y en invierno, un buen abrigo. ¡Ah! Y siempre con mucha agua en la mochila y con calzado apropiado, porque el camino es muy pedregoso.

Nosotros hemos completado todo el recorrido en unas tres horas y media (con parada para un almuerzo incluida). Hemos andado unos seis kilómetros.

Si os animáis a visitar el Castro de Ulaca o ya lo habéis hecho no dudéis en contarnos qué tal vuestra experiencia. ¡Ah! Y si os gusta el mundo celta, os animamos también a que visitéis el Castro de las Cogotas: otro plan ideal para hacer con niños.

excursiones en ávila con niños

 

Los comentarios están cerrados.

  • Para hacer Turismo en Ávila

    Visitar Ávila con Niños
  • Ver más Excursiones en Ávila

    Excursiones en Ávila con niños