Las Cuevas del Águila

Hemos aprovechado estos días para visitar con nuestras peques las Cuevas del Águila, un plan ideal para hacer con niños en la provincia de Ávila.

¿Donde están las cuevas del Águila?

Las Cuevas del Águila se encuentran en el sur de Ávila, en el Valle del Tiétar, en el término municipal de Ramacastañas y muy cerquita de Arenas de San Pedro. Quizá hayáis escuchado hablar de ellas o incluso las hayáis visitado ya. Pero nosotros os recomendamos que repitáis la visita, al menos una vez, acompañados de vuestros hijos, porque lo van a disfrutar muchísimo.

Las Cuevas del Águila sorprenden a niños y mayores.

Esta formación recuerda a la imagen de la Virgen del Pilar.

Para ellos es toda una aventura. Porque no todos los días pueden convertirse en auténticos espeleólogos y recorrer una cavidad a 90 metros de profundidad repleta de formaciones calizas con millones de años de vida. Y además en la cueva se puede (y se debe) jugar a imaginar figuras. Aquí, la imaginación manda.

Antes de daros algunos detalles prácticos sobre la visita a la gruta dejadme que os cuente cómo se descubrieron. Porque hasta la historia del descubrimiento llama mucho la atención a los niños.

EL DESCUBRIMIENTO DE LAS CUEVAS DEL ÁGUILA.

Ocurrió el 24 de diciembre de 1963. Ese día, un grupo de chicos jugaba en el cerro bajo el que se esconden las Cuevas del Águila, que precisamente reciben su nombre por encontrarse en una pequeña cordillera llamada Sierra del Águila. Esos niños observaron cómo del suelo salía vapor de agua del suelo que se producía por la diferencia de temperatura en el interior el frío del exterior. Al acercarse, los niños descubrieron un túnel de unos 45 metros de largo y apenas 60 centímetros de diámetro por el que no tuvieron miedo de entrar y tras el que encontraron esta joya de la naturaleza. Estuvieron perdidos cinco horas hasta que pudieron encontrar el agujero por el que habían entrado, pero seguro que cuando se dieron cuenta de su descubrimiento no les importó demasiado.

Sólo unos meses después esta sorprendente cavidad kárstica ya se había acondicionado y se abría al público. Hoy, más de 50 años después, se han convertido en una atracción turística ideal para visitar con niños.

Las Cuevas del Águila, muy cerca también de la Sierra de Gredos, ofrecen un recorrido de un kilómetro entre estalactitas y estalagmitas a las que se les calcula una antigüedad de hasta 14 millones de años. El dato deja alucinados a los niños, que ayudados por las explicaciones de la guía se remontan a la época de los dinosaurios.

Las Cuevas del Águila están cerca de Arenas de San Pedro.

Los escalones son protagonistas en buena parte del recorrido.

ALGUNAS RECOMENDACIONES.

La verdad es que el camino es muy cómodo. Aunque tenéis que estar preparados para subir y bajar las escaleras del sendero trazado en los años 60. No es recomendable, por tanto, bajar a la cueva con carritos de bebé.

Debéis tener en cuenta, además, que la temperatura dentro de la cueva es estable durante todo el año. Se mantiene en 17 grados centígrados, por lo que conviene llevar un jersey en época de verano y no desprenderse del abrigo en invierno. También os recomendamos que llevéis calzado cómodo y que se pueda mojar, porque en el camino os encontraréis bastantes charcos. Normal si se tiene en cuenta que la humedad de la gran sala ronda el 95 por ciento.

Con ese asunto ya resuelto lo único que os queda es disfrutar en familia de un paseo original y súper chulo, de una media hora. El recorrido se hace siempre con la compañía de un guía, que va dando pequeñas indicaciones para comprender lo grandioso de la cueva y que, seguro, os recordará las normas básicas para llevar a cabo el mismo. Yo os las adelanto: dentro de la inmensa sala de 10.000 metros cuadrados no se permite hacer fotografías con flash y mucho menos tocar las formaciones. Se trata, lógicamente, de preservar las formaciones calizas creadas durante millones de años por la lenta filtración de las aguas superficiales provenientes de la lluvia y cargadas de CO2.

Cuevas del Águila.

¿Alguien encuentra aquí una cabeza de pájaro?

INFINIDAD DE FIGURAS EN LAS CUEVAS DEL ÁGUILA

Caracolas, cabezas de toro, medusas, manos que brotan de la tierra, un Belén repleto de figuras, pájaros, un jamón… y hasta la Virgen del Pilar se esconden en una cueva mágica de la que, estamos seguros, disfrutarán mucho los niños.

Datos Prácticos Cuevas del Águila

Tened en cuenta que las Cuevas del Águila abren todos los días del año. En horario de primavera-verano lo hacen de 10,30 a 13,00 horas y de 15,00 a 19,00 horas. Y en temporada de invierno lo hacen de 10,30 a 13,00 horas y de 15,00 a 18,00 horas. Los pases de los grupos se realizan cada media hora aproximadamente. Así que si tenéis suerte quizá entréis nada más llegar al recinto o a lo mejor os toca esperar un poco hasta que entre vuestro grupo. En cualquier caso la espera no será muy prolongada.

El precio de la entrada a las Cuevas del Águila es de 8 euros.

La entrada es gratuita para los menores de cinco años.

La entrada a las Cuevas del Águila general tiene un precio de ocho euros y es gratuita para los niños menores de cinco años. En caso de acudir en grupos de más de 25 personas el precio se reduce a siete euros.

Por cierto, en los alrededores de las Cuevas del Águila encontraréis un  restaurante en el que comer o tomar un aperitivo tras la visita. Un bar en el que, y esto resulta muy interesante, está permitido tomar vuestra propia comida.

Y MUY CERCA DE LA CUEVA…

Y si después de visitar las Cuevas del Águila os animáis a seguir recorriendo esta zona del Valle del Tiétar tened en cuenta que en un radio de apenas 25 kilómetros tenéis, entre otros puntos de interés, los pueblos de Arenas de San Pedro, con su castillo de la Triste Condesa; Cuevas del Valle y el barranco de las cinco villas, Guisando, donde se encuentra una de las Casas del Parque de la Junta de Castilla y León; Poyales del Hoyo, donde destaca su Aula-Museo de las Abejas, otra visita ideal para los niños; y Candeleda, con el Castro Celta del Raso. Un poco más lejos,  la Sierra de Gredos y su Parador Nacional de Turismo, uno de los destinos preferidos por turistas y abulenses dentro de la provincia. Y, por supuesto, la capital de Ávila, con visitas imprescindibles como la Muralla, el Convento de La Encarnación o el Museo de Caprotti.

excursiones en ávila con niños

 

2 comentarios:

  1. Tenía ganas de conocerla y ahora, tras leer vuestra descripción, mucho más. ¡Qué tesoros tenemos tan cerca!

    • ¡No lo dudes Inma! Aprovechad cualquier oportunidad para ir a conocerla. Además en los alrededores hay un montón de cosas chulísimas que hacer. Ya os contaremos en futuros posts 🙂

No se admiten más comentarios

  • Para hacer Turismo en Ávila

    Visitar Ávila con Niños
  • Ver más Excursiones en Ávila

    Excursiones en Ávila con niños