• Publicidad

El Museo Adolfo Suárez y la Transición, el MAST

El Museo Adolfo Suárez y la Transición, el MAST, es una visita obligada para aquellos que quieran conocer más a fondo y con objetividad este apasionante periodo histórico.

Ubicado en Cebreros, el Museo Adolfo Suárez y la Transición es el mejor homenaje que esta localidad abulense ha dado a su ilustre vecino.

Y es, también, una excelente y entretenida manera de ayudar a los niños a que entiendan nuestra historia más reciente.

Museo Adolfo Suárez y la Transición

EL MAST se encuentra ubicado en la localidad abulense de Cebreros

A partir de los nueve o diez años puede ser una edad estupenda para realizar una primera visita al Museo de Adolfo Suárez y la Transición. Nosotros así lo hemos hecho. Y tendremos que volver dentro de unos años para que la pequeña lo exprima aún más.

IGLESIA VIEJA

Aún así, las dos disfrutaron mucho el recorrido. Éste empieza a las puertas de la conocida como Iglesia Vieja, antes parroquia de Santiago. Se trata de una preciosa construcción levantada en la segunda mitad del siglo XIV y en cuyo interior recuperado se instala el MAST, el único Museo de la Transición que existe en España.

Museo Adolfo Suárez y La Transición

La parroquia de Santiago acoge el MAST.

A sus puertas, los bustos de los padres de la Constitución y un gran cartel que reza ‘Gracias, Adolfo’, dan la bienvenida al visitante. Y una baldosa nos da la primera lección de historia al recordarnos el Título Preliminar de la Constitución. Ese que reza que “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.

MAST en Cebreros

La figura de Adolfo Suárez está presente en todos los rincones del museo, desde la misma entrada.

1975: UN AÑO CLAVE

El recorrido expositivo del Museo Adolfo Suárez y La Transición arranca, como no podía ser de otra manera, en el año 1975. Es la primera fecha que retienen los niños, que comprenden cómo tras la muerte de Franco se abrió entonces un nuevo periodo en la Historia de España.

Un periodo que, en un primer momento, discurre desde la proclamación del Rey Juan Carlos (el 22 de noviembre de ese mismo año) hasta las primeras elecciones (en junio de 1977). Y que se cerrará en 1982, cuando los paneles del MAST (muy entendibles tanto por los niños como por los mayores) explican que España alcanzó la madurez democrática.

Museo Adolfo Suárez

La figura del Rey Juan Carlos está muy presente en todo momento.

Pero antes de llegar a ese año el museo hace un repaso súper interesante por la Transición, una época que define como “un momento clave en el que se hace necesario plantear una revisión del sistema socio-político de nuestro país“.

Gráficamente, el MAST echa mano de la vida de una larva hasta convertirse en mariposa para explicar ese proceso. Y la imagen es, sin duda, muy acertada cuando de niños se trata. Al menos nuestras peques lo comprendieron rápidamente.

MAST

La Transición se compara con el paso de una larva a mariposa.

AÑOS DE INCERTIDUMBRE Y EXPECTACIÓN

Recorriendo el museo también se comprende cómo aquellos fueron años de incertidumbre y expectación. Los que vivieron aquella época recuerdan cómo nadie sabía qué iba a pasar. Y cómo el rey Juan Carlos fue configurando un nuevo escenario que culminaría con el asentamiento definitivo de la democracia.

Los primeros nombramientos, los primeros signos de apertura y el nombramiento de Suárez como presidente del Gobierno también están perfectamente explicados en el museo.

Museo Adolfo Suárez

En el MAST está cuidado hasta el último detalle. Hasta los más divertidos.

Un museo en el que, como no podía ser de otra manera, tiene un protagonismo especial Adolfo Suárez, el vecino más ilustre de la localidad. Y al que el rey eligió, se aprende en la visita, por su juventud, por la confianza que en él tenía, por su instinto político y por provenir del régimen, lo que le facilitaría el cambio desde dentro.

PERFECTA AMBIENTACIÓN

Y así, poco a poco, se va profundizando en esta apasionante época de la Historia reciente de España. Algo que facilita, además, la excelente ambientación del Museo Adolfo Suárez y La Transición que combina muy bien los paneles explicativos con piezas expositivas de lo más curiosas.

A los niños, sin duda, es la parte del museo que más les suele gustar. Como el 600 blanco que se encuentra ‘aparcado’ al comienzo del recorrido.

adolfo suárez

El 600 es una de las piezas estrella de la exposición.

Las cabinas de votación, ahora tan habituales para nosotros pero en aquella época un objeto digno de ser admirado, se complementa genial con el material usado en las elecciones (como papeletas, propaganda…).

O los auténticos sillones del Congreso de los Diputados. Y todo ello teniendo como sonido de fondo sonidos inconfundibles de la Transición: como las palabras dichas por el Rey Juan Carlos el día de su nombramiento; o canciones tantas veces cantadas como ‘Habla pueblo habla’, ‘Libertad sin ira’ y ‘Mi querida España’. Y, por supuesto, el himno de España.

museo adolfo suárez y la transición. MAST

Dos de los originales escaños del Congreso descansan en el MAST.

LA CONSTITUCIÓN EN EL MAST

Y si Suárez juega un papel protagonista en el MAST, no es menos importante el de la Constitución de 1978.

Adolfo Suárez

La Constitución, abierta por el tan traído artículo 155.

Los niños aprenden, por ejemplo, cómo el objetivo principal de la primera legislatura fue la redacción de la Carta Magna. Conocen los nombres de los ‘padres de la Constitución’. E incluso realizan el ‘Test de la Constitución’, un entretenido juego en una pantalla táctil, otro aliciente de la visita en el caso de los niños.

Test de la Constitución en el MAST

¿Cuánto sabes de la Constitución Española?

EL 23-F Y EL TERRORISMO

No faltan en el museo los aspectos más doloroso de la Transición. El intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 y el terrorismo, por ejemplo, también tiene lugar en el MAST.

Están incluido en la penúltima fase del recorrido, cuando se habla del final de la Transición y de esa madurez democrática de la que hablábamos antes.

SUÁREZ EL HOMBRE

Aunque la parte final del museo está reservada a la figura más personal de Suárez.

MAST en Cebreros

La última parte del recorrido está dedicada al aspecto más personal de Suárez.

Es en este momento cuando el MAST nos acerca a su faceta familiar: a su infancia y adolescencia en Cebreros y en Ávila; a su aficion por el fútbol; a su mujer, Amparo Illana, y a sus hijos; al amor que sentía por su madre… Vemos en el MAST su Toisón de Oro y leemos algunas de sus frases que han quedado para la historia. Como la que quiso que quedara grabada sobre su tumba, ubicada ésta, por cierto, en la Catedral de Ávila.

toisón oro en el Mast

El Toisón de Oro de Adolfo Suárez.

Por cierto que antes de abandonar el museo también puede contemplarse la exposición pictórica permantente ‘Presencia y olvido’: cuadros con los que distintos artistas han querido honrar su figura.

ASPECTOS PRÁCTICOS MUSEO ADOLFO SUÁREZ

El Museo Adolfo Suárez y la Transición varía su horario en función de la temporada.

Así, entre el 1 de mayo y el 15 de septiembre abre de martes a sábado de 10,00 a 14,00 horas y de 16,30 a 19,30 horas. Y los domingos y festivos de 10,00 a 15,00 horas.

Y entre el 16 de septiembre y el 30 de abril reduce su horario vespertino de 16,00 a 18,00 horas.

El precio de la entrada general es de 3 euros. Los niños menores de doce años no pagan entrada. Y la entrada reducida, de dos euros, es válida para niños desde los 13 años, mayores de 65, estudiantes con carnet, grupos desde 10 personas, personas con discapacidad y profesores. Además, es gratis todos los martes y el 6 de diciembre y el 25 de septiembre, además de para todos los cebrereños.

Si necesitáis más información la encontraréis en la web del Museo de Adolfo Suárez y la Transición.

EXCURSIONES CERCANAS

Por cierto, si andáis por la zona y queréis hacer alguna excursión más, aquí os dejamos unas propuestas.

Muy cerquita tenéis los Toros de Guisando, un enclave importantísimo de la historia de España y que merece una visita. No os llevará mucho tiempo. Consultad aquí todo lo relacionado con este monumento.

Y si lo que queréis es pegaros un buen paseo por la naturaleza os dejamos dos propuestas: el castañar de El Tiemblo y el Valle de Iruelas, todo un mundo por descubrir en Ávila.

Publicidad
excursiones en ávila con niños
Más artículos en Ávila con niños

Los comentarios están cerrados.

  • Para hacer Turismo en Ávila

    Visitar Ávila con Niños
  • Publicidad
    libreria letras avila
  • Ver más Excursiones en Ávila

    Excursiones en Ávila con niños